Guia para nómadas digitales en Tallin

Guía nómadas digitales en Tallin

Tallin, la capital de Estonia, es una ciudad encantadora e histórica que se ha convertido recientemente en un destino popular para los nómadas digitales. Con su casco antiguo medieval, su moderna industria tecnológica y un coste de vida asequible, no es de extrañar que muchos nómadas digitales decidan hacer de Tallin su base de operaciones. En este post, vamos a echar un vistazo a los gastos de alojamiento, manutención, comida y bebida en USD, y los beneficios de ser un nómada digital en Tallin.

Tallin para nómadas digitales

Coste del alojamiento

El coste del alojamiento en Tallin puede variar mucho en función de la ubicación y los servicios ofrecidos. Un apartamento de un dormitorio en el centro de la ciudad puede costar alrededor de 600-800 dólares al mes, mientras que un apartamento más grande o una casa puede costar alrededor de 1000-1500 dólares. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los precios pueden variar en función de la ubicación y los servicios ofrecidos.

Coste de la vida

El coste global de la vida en Tallin es bastante asequible. Los comestibles, el transporte y los servicios públicos son relativamente baratos. Por ejemplo, un abono mensual de metro cuesta unos 50 dólares y una comida básica en un restaurante local puede costar entre 10 y 15 dólares.

Gastos de comida y bebida

Los gastos de comida y bebida en Tallin pueden variar mucho en función del lugar elegido para comer y beber. Una comida en un restaurante informal suele costar entre 15 y 20 dólares, mientras que una comida en un restaurante de lujo puede costar entre 30 y 40 dólares. Una pinta de cerveza en un pub local suele costar entre 5 y 7 dólares, mientras que un cóctel en un bar de lujo puede costar entre 8 y 12 dólares.

Leer  Guia para nómadas digitales en Budapest

Ventajas de ser nómada digital en Tallin

Tallin ofrece a los nómadas digitales una mezcla única de historia, cultura e innovación. La ciudad es el hogar de una creciente industria tecnológica y la abundancia de espacios de coworking ofrecen amplias oportunidades para la creación de redes y la colaboración.

Conclusión

En general, Tallin es un gran destino para los nómadas digitales que buscan una ciudad asequible pero vibrante, con una rica escena cultural y una industria tecnológica en crecimiento. Con su bajo coste de vida y la abundancia de servicios, no es de extrañar que Tallin se esté convirtiendo en un destino cada vez más popular para los nómadas digitales.