Guía Viena: Que ver y hacer en Viena

Que ver en Viena en 2, 3 o mas días.

Viena es una ciudad que disfruta de su pasado y tiene los atractivos para demostrarlo.

Ubicada en la Europa central a orillas del Danubio, la capital de Austria tiene mucho para mostrar.

Ya sea que esté interesado en la familia Habsburgo que reinó durante mucho tiempo, la música clásica compuesta por el propio Mozart de Viena o las antigüedades; esta ciudad tiene suficiente para mantenerte entretenido durante días.

¿Cuáles son los mejores lugares para visitar en Viena?

1- Palacio Schonbrunn

El Palacio de Schonbrunn, construido en el siglo XVII, es una estructura y complejo colosal de 1441 habitaciones que es la principal atracción turística de Viena.

El palacio es un edificio inmenso en el centro de la ciudad diseñado en estilo barroco con edificio principal simetrico con cientos de ventanas.

Los Habsburgo han residido aquí durante muchos años y, de hecho, también han nacido en el palacio emperadores de Austria.

Dentro del palacio hay una variedad de habitaciones, todas completamente amuebladas y decoradas en el estilo original. Puede disfrutar de un recorrido por las habitaciones y admirar el suntuoso mobiliario y ver cómo vivía la realeza austriaca.

 

2- Palacio Hofburg

El Palacio de Hofburg es otro enorme complejo que rinde homenaje al poder y la influencia de la dinastía Habsburgo y sirvió como el principal palacio de invierno para los gobernantes del Imperio Austro-Húngaro durante cientos de años.

Los edificios han sufrido muchas adiciones desde su creación en el siglo XIII y la más impresionante de las cuales es la fabulosa Neue Burg semicircular.

En la actualidad, el Palacio de Hofburg alberga las oficinas del presidente de Austria.

Los visitantes pueden admirar la belleza y el estilo de la arquitectura barroca, hacer un recorrido por los apartamentos imperiales o visitar uno de los museos del complejo.

 

3- Visita la Catedral San Esteban

El edificio gótico más importante de Viena y la iglesia catedral del arzobispado desde 1722, la Catedral de San Esteban (Stephansdom) se encuentra en el centro histórico de Viena.

La iglesia románica original del siglo XII fue reemplazada por una románica tardía en el siglo XIII, cuyos restos son la enorme puerta y las torres paganas (Heidentürme). Luego vino la reconstrucción en estilo gótico en el siglo XIV, junto con la adición del coro y las capillas de San Eligio, Santa Tirna y Santa Catalina. La famosa Torre Sur (Steffl) de 137 metros de altura pertenece al siglo XV.

Leer  Guía Lisboa: Que ver y hacer en Lisboa

Siguieron mejoras y nuevas construcciones entre los siglos XVII y XIX, y toda la estructura fue reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial. Uno de sus sitios mas destacados incluye subir los 343 escalones hasta la Sala de Vigilancia de Steffl para disfrutar de las vistas espectaculares.

Catedral de San Esteban en Viena

 

 

4- Palacio Belvedere

Entre las atracciones más populares de Viena, el Palacio Belvedere es en realidad dos espléndidos edificios barrocos: el Belvedere Inferior (Unteres) y el Belvedere Superior (Oberes). Los aspectos más destacados del Palacio Superior incluyen el Salón de la Planta Baja con sus estatuas y la Escalera Ceremonial con su rico relieve de estuco y frescos.

El conjunto, uno de los mayores en estilo barroco de la capital, consta de los dos palacios Belvedere (el de Arriba, o Superior, y el de Abajo, o Inferior), convertidos ahora en museo, y de un tercero, el palacio Schwarzenberg, transformado en hotel. Los dos palacios principales están unidos por unos jardines organizados en tres niveles que representan diversas alegorías.

Los museos que albergan los palacios Belvedere son:

  • El Museo de Arte Barroco austríaco.
  • El Museo de Arte Medieval austríaco.
  • La Galería de arte austríaco (Österreichische Galerie Belvedere)

El Österreichische Galerie Belvedere es bien conocido por sus extensas colecciones, que incluyen una rica variedad de esculturas y pinturas sobre paneles de los siglos XII al XVI. Pero quizás sea más conocido por El beso del artista simbolista austriaco Gustav Klimt , una obra maestra del arte moderno temprano.

Palacio Belvedere Viena

 

 

5- Visita la Opera de Viena

La ópera y la arquitectura fina son sinónimos de Viena, y la Ópera Estatal de Viena ofrece ambas en abundancia.

Este edificio excepcional se termino de construir en 1869 y se encuentra ubicado en el centro del distrito de Innere Stadt y es considerado uno de los mejores teatros de ópera del mundo.

El exterior tiene un estilo neorrenacentista y se caracteriza por sus muchos arcos y ventanas arqueadas, mientras que el interior es extremadamente decadente y se siente más como un palacio que como un lugar de celebración musical.

Si quieres visitar este monumento podrás optar por alguna de las visitas guiadas que se ofrecen o comprar el ticket de alguna obra.

Opera de Viena

 

 

6- Camina por el Naschmarkt

Construido en el siglo XVI, este mercado al aire libre parece un cruce entre el antiguo Covent Garden de Londres y Dinerama.

Leer  Guía Londres: Que ver y hacer en Londres

Aquí, podrás probar tanto la típica comida austriaca como platos de otra partes del mundo, desde salchichas y chucrut hasta shawarma o hamburguesas.

También es un gran lugar para comprar de recuerdos comestibles como queso, vino y salchichas.

 

7- Ayuntamiento de Viena

El Ayuntamiento de Viena (Weiner Rathaus) es un impresionante edificio neogótico que sirve como centro administrativo de la ciudad. Destacado por su tamaño, ocupa casi 14.000 metros cuadrados del antiguo patio de armas, este atractivo edificio se completó en 1883 y se destaca por el famoso Rathausmann en la parte superior de su torre de 98 metros de altura, una figura de hierro con pancartas presentada a la ciudad como regalo de su maestro cerrajero.

El patio porticado en el centro del edificio es el más grande de los siete patios y se utiliza para conciertos populares de verano. Los aspectos más destacados de una visita guiada del edificio incluyen el Schmidt Halle, la gran entrada en la que los carruajes una vez conducían para depositar a sus pasajeros, y las dos Grandes Escaleras que conducen al Salón de Asambleas.

 

8- Prater

El Wiener Prater Park fue una vez un coto de caza que se convirtió en un espacio público para puestos de comida y pequeños puestos de entretenimiento, ahora alberga el impresionante Parque de Atracciones y la entrada es gratuita (en su lugar, paga por los paseos individuales).

Dentro del parque hay una multitud de atracciones y puestos que incluyen una enorme noria, autos chocadores, carruseles y montañas rusas espeluznantes.

También hay cosas como campos de tiro, una exhibición de cera y un ferrocarril de vía ligera para mantenerte entretenido.

También podrás encontrar una gran variedad de bares, cafés y restaurantes.

Parque de diversiones Prater en Viena

9- Camina por Ringstrasse

Envuelta alrededor del centro histórico de la ciudad de Viena, la Ringstrasse, o el Anillo como se le conoce más comúnmente, fue el resultado de una iniciativa de la era de los Habsburgo que buscaba conectar los suburbios con el centro imperial. El trabajo en el gran bulevar comenzó con un decreto de Franz Joseph I en 1857 y hoy todavía sirve como la principal ayuda de orientación para cualquier visitante de Viena.

Construido para mostrar lo mejor del imperio de los Habsburgo, un paseo por el Anillo es la forma más fácil de admirar algunos de los edificios más grandiosos de la ciudad.

Esta fue nuestra guía con los 9 lugares imperdibles para ver en una vacaciones en Viena.

Deja un comentario